Mensaje de Navidad y Año Nuevo del Tesorero del Sistema de Seguridad Social

Mensaje de Navidad y Año Nuevo del Tesorero del Sistema de Seguridad Social

El Tesorero del Sistema de Seguridad Social, Dr, Rafael Ríos, dedica un mensaje de Navidad a todos los trabajadores y las trabajadoras de Venezuela:

Compatriotas, compañeras trabajadoras, compañeros trabajadores del Ministerio del Proceso Social de Trabajo, de la Tesorería de Seguridad Social, para los trabajadores y las trabajadoras de nuestra hermosísima Patria, para todas las comunidades, para en nuestros pueblos en general; hemos compartido un periodo de nuestro ciclo vital, un año, un año que nos ha mostrado la diversidad de nuestra vida, de la realidad que se expresa en hechos y circunstancias por las que todas y todos hemos transitado, diríamos sencillamente la experiencia compartida con nuestra familia, con nuestras compañeras y compañeros de trabajo, con la comunidad donde convivimos y nos relacionamos en nuestra Patria.

Todo esto compatriotas es lo que nos permite en unos más en otros menos avanzar hacia a destinos que ciertamente son impredecible. Recordemos la predicción con absoluta certeza es una potestad exclusiva y reservada a nuestro Dios omnipotente, omnipresente y omnisciente. Realmente todos los años tienen características diferentes. Hemos experimentado la separación de compañeras y compañeros de trabajo quienes obedeciendo a esa dinámica humana incursionan en otros escenarios laborales  persuadidos de la búsqueda de mejores condiciones.

Compañeros y compañeras trascendieron a otra dimensión desde donde nos conectamos mediante los hilos de los mejores recuerdos que sedimenta el benefactor tiempo. Durante este año que ahora finaliza hemos edificado y transitado la Revolución Bolivariana; pero también hemos sido objeto de asedios recurrentes; hemos experimentado y hemos compartido con intensidades variables dificultades, angustias, rabias, impotencias, diversidad de situaciones que incluyen también sacrificios, confusiones e inseguridades, en fin nuevas e impactantes experiencias.

Ciertamente compatriotas todo esto ha sido el producto de principalmente factores extrínsecos a nuestras fuerzas patriotas que han mantenido un escenario mundial donde la dominación se ha sustentado en la explotación y la neo esclavización del ser humano. Son factores a los que no les importa afectar la naturaleza, a nuestra madre tierra, no les importa afectar nuestras economías y a los seres humanos con tal de mantener el poder y la perpetuación de la dominación sobre nuestros pueblos, sobre nuestros recursos naturales y la dominación sobre la humanidad universal; mediante una hegemonía y un sistema capitalista en fase de declive y extinción.

Afortunadamente los pueblos laboriosos de nuestra amada Venezuela estamos dotados de reservas históricas y morales que nos enervan la conciencia y cualidades que nos han dotado de una fuerte inmunidad, de fuertes energías para resistir y para triunfar ante tantos perjuicios construidos desde indolencias, desde insensibilidades y desde egoísmos, para satisfacer sus ambiciones esas fuerzas perversas han pretendido confiscar nuestra naturaleza humanista de los venezolanos y las venezolanas, nuestra naturaleza de hermandad y de solidaridad,  pero sentenciamos que  desde Venezuela Dios mediante serán derrotadas.

Ante tales realidades con el mayor ímpetu posible en el nombre de toda mi familia, en el nombre de mi esposa Gloria, de mis hijos, de mi hija, de mis nietas y nietos; convencido de que Dios a todos los venezolanos, a todas las venezolanas, a todos y todas nuestros compatriotas nos tiene reservado un nicho ejemplar de mejores condiciones de vida compartidas, permítanme entonces, hermanos y hermanas, compatriotas y compañeras y compañeros trabajadores desearles y transmitirles el más elevado optimismo, la mayor esperanza disponible, las mayores energías posibles, para que con creciente impulso continuemos cada año por todos los años, cada día por todos los días, cada momento por todos los momentos de nuestro ciclo vital edificando la familia hermosa, la familia que ha conciencia de su rol en la configuración de la sociedad que deseamos fundamentemos la felicidad en virtudes morales, en virtudes espirituales, en la solidaridad, en el humanismo, en la paz y en el amor universal, en fin fundamentadas en la praxis de los principios cristianos hermanos y hermanas.

Compatriotas, compañeros trabajadores, compañeras trabajadoras gracias por todo su apoyo y que todas y todos junto a sus familias se han impregnados de la mayor felicidad posible en estas navidades 2018 y que el próximo año 2019 seamos dotados por nuestro Dios de más protección y de muchas bendiciones, dotados de las crecientes convicciones y energías necesarias para continuar haciendo de Venezuela la más hermosa Patria dotada de pueblos revolucionarios, referencia y ejemplo para el mundo por su heroísmo, por su justicia y por su fraternidad. Feliz Navidad 2018 y una gran prosperidad para el año 2019. Dios los bendiga, Dios los proteja a todos y todas.

 


putlockers cappadocia tourscappadocia tours ankara escortpendik escort